SUBIENDO A «EL BOSQUECILLO»

Hace ya más de un mes que no me paso por el blog. Por un lado estoy contenta porque significa que ha habido un poco más de trabajo. Y no solamente esto. He estado ocupada con varios proyectos personales y profesionales. Pero ya estoy de vuelta, y hoy te cuento una de las últimas rutas que he hecho en el mes de julio.

Sigue leyendo «SUBIENDO A «EL BOSQUECILLO»»

TEGUISE PARTE IV: LA CIUDAD RELIGIOSA

Si yas has caminado por las calles de Teguise, seguramente habrás notado que, en muchas esquinas, pegadas a las paredes de los palacios y casas de La Villa, hay cruces. ¿Sabes cuál es su origen y significado? y ¿por qué hay cruces por las calles de la antigua capital de Lanzarote?

Sigue leyendo «TEGUISE PARTE IV: LA CIUDAD RELIGIOSA»

TEGUISE PARTE II – LA CIUDAD SEÑORIAL

Solamente unos años después de la llegada de los normados a Lanzarote, Teguise se convirtió en capital de la isla hasta el año 1847, cuando la capitalía se trasladó a Arrecife. El que fuera uno de los núcleos aborigenes más importantes (conocido como La Gran Aldea) se fue convirtiendo en la primera capital de la isla de Lanzarote, tercera ciudad moderna de Canarias, después de Betancuria (Fuerteventura) y Rubicón (la primer ciudad fundada en el sur de la isla en 1402) y en una de las ciudades más desarrolladas de la época. Los señores, los grandes propietarios, los marqueses de la isla, pero también religiosos y trabajadores de la clase media-baja de entonces construyeron aquí sus casas y palacios dando a Teguise el aspecto de una gran ciudad.

Sigue leyendo «TEGUISE PARTE II – LA CIUDAD SEÑORIAL»

TEGUISE PARTE I: LOS ORIGENES

El 7 de julio 1402, los normandos – bajo las ordenes de Jean de Betencourt y Gadifer de La Salle – llegaron al sur de Lanzarote desde donde empezaron la Conquista de las islas canarias. Menos de una década después, los normandos se trasladaron hacia el centro-norte de la isla y aquí instalaron su capital, en el lugar de La Gran Aldea (o Acatife), dandole el nombre de Teguise .

Sigue leyendo «TEGUISE PARTE I: LOS ORIGENES»