ATALAYA DE FEMÉS

Era algo que tenía en mi lista de rutas pendientes desde hace ya muchos meses y hace unos días -por fin – he subido a la Atalaya de Femés. En el post de hoy te voy a hablar de esta experiencia.

La circunvalación [del cráter] forma hacia el interior un escarpe con una pendiente de unos 40º, estando el fondo elevado […] 544 m, lo cual da una profundidad a la caldera de unos 50 m bajo la cumbre del reborde.

Eduardo Hernández Pacheco

El punto de encuentro de la ruta es la iglesia de Femés, la que fue sede de la primera diocesis de Canarias y de la que te hablo en este post. El pueblo se encuentra a una altitud de unos 300 m aproximadamente, rodeado por calderas y volcanes que conforman la parte final del Macizo de Los Ajaches, en el sur de Lanzarote.

La Atalaya de Femés probablemente debe su nombre al hecho de representar el punto más alto de la parte meridional de la isla, y desde cuya cumbre se avistan perfectamente la cercana isla de Fuerteventura, el islote Los Lobos, la zona del Parque Nacional del Timanfaya e incluso Puerto del Carmen, Playa Honda o Playa Quemada. La Atalaya se eleva sobre el Macizo de Los Ajaches como si fuera una torre de avistamiento.

Desde la parte trasera de la iglesia de Femés, seguimos la carretera que desde la rotonda sube hacia arriba. Aquí empieza nuestra ruta, una subida de poco maás de 3Km que nos permite subir poco más de 300 m, con una pendiente menos elevada de lo que pueda parecer. Una vez alcanzados los 608m de altura de la Atalaya, encontraremos las antenas de comunicación y los repetidores, tras casi una hora de caminata. El recorrido es muy cómodo, de una dificultad moderada: la pendiente no es muy elevada pero sí continua. También aprovechamos para hacer paradas y admirar las vistas que poco a poco se presentaban delante de nuestros ojos.

Vista de Playa Blanca, con Fuerteventura y Los Lobos en el fondo

El camino que nos lleva a la cima es un camino de tierra, que los operarios de mantenimiento de las antenas recorren en coche. Durante nuestra subida nos encontramos también con gente que hacía running o paseaba a los perros.

La subida nos da la posibilidad de apreciar los diferentes estratos geológicos del terreno. La Atalaya – como te decía al principio – forma parte del Macizo de Los Ajaches, es decir la primera parte de la isla en emerger de los fondos oceánicos hace millones de años. Son los primeros volcanes de Lanzarote, los que con el tiempo fueron dando forma a la isla tal y como la conocemos hoy. Las coladas lávicas de la Atalaya formaron probablemente el valle de Femés y la llanura sobre la cual se extiende hoy el pueblo sureño de Playa Blanca.

Llegados arriba nos sorprenden la amplitud del cráter, su diametro y su profundidad. En el lado sur del borde del cráter se encuentran las antenas; para llegar aquí nos queda una cuesta de unos pocos metros. La recorremos y quedamos fascinados por las vistas: toda Playa Blanca a nuestros pies; el pico de La Aceituna (es la montaña que se encuentra justo en frente de la Atalaya) tapa un poco la zona de las Playas de Papagayo y – desde aquí arriba – el cráter de Montaña Roja nos parece muy pequeño.

Dando la vuelta, en la vertiente oeste del volcán, quedamos fascinados por el siguiente espectáculo que se presenta delante nuestros ojos. Conseguimos distinguir las Salinas de Janubio y las Montaña de El Golfo y Montaña Bermeja. También llegamos a ver una parte del pueblo de Yaiza y a disfrutar de las vistas a Las Montañas de Fuego.

Entra en la cuenta de Instagram para ver más imagenes.

Hacemos una pausa, para descansar y disfrutar de este contacto con la naturaleza y de los paisajes volcánicos de Lanzarote, antes de empezar la bajada y volver al pueblo de Femés.

Después de tantas semanas de confinamiento, ya echábamos de menos poder volver a hacer senderismo. Y tú, ¿quieres descubrir las maravillas de los volcanes de Lanzarote con una ruta de senderismo? Reserva tu excursión aquí o deja un comentario y contactaré contigo.

Publicado por MariaCG

Decía Saramago:Lanzarote no es mi tierra, pero es tierra mía. Hago mía esta frase.

11 comentarios sobre “ATALAYA DE FEMÉS

  1. El paisaje de Lanzarote es único, estas vistas desde la atalaya de Femes de macizo y mar… ¡una maravilla! Deseando conocer esta isla con calma, acudiré a ti sin duda 🙂

    Me gusta

  2. No conocía atalaya de femes en Lanzarote. Estuve hace ya ocho años y tengo muchísimas ganas de volver a la isla.
    Que tal ves hacer esta ruta con niños. Estamos pensando ir a finales de año. Aria tendría 3 años y medio.
    Tardaríamos mucho en hacer la ruta?
    Muchas gracias y enhorabuena por tu post y tu blog

    Me gusta

  3. Esta ruta hasta atalaya de femes me ha encantado y no la conocía. Estuve en Lanzarote hace ya 8 años y queremos volver para finales de año. Que tal ves el camino para hacerlo con niños. Cuando queremos ir, Aria tendrá 3 años y medio.
    Enhorabuena por el post y por tu blog

    Me gusta

  4. Creo que haciéndola con calma se podría hacer clic N niños, haciéndo pausas por el camino. Y de todas formas piensa que para el mantenimiento de las antenas llegan ahí en coche , es una carretera no asfaltada que con un buen coche 4×4 o similares se sube tranquilamente 😊

    Me gusta

  5. Hola hola!
    Pero qué espectacular esta ruta para hacer senderismo en Lanzarote. Las vistas, la naturaleza en todo su esplendor.
    Hasta puedo percibir la brisa tan pura de la montaña.
    Mar y montaña, creo que no se puede pedir más.
    Muchísimas gracias por este post tan detallado para conocer la ruta hasta el atalaya de Femés.
    Saludos

    Me gusta

  6. Hace años que estuvimos en Lanzarote, y por desgracia no subimos a la Atalaya de Femés. Habíamos oído hablar de este mirador, y de haber sabido las maravillosas vistas que ofrece nos hubiésemos animado a hacer una escapada a la zona sur de la isla. Tiene que ser una pasada ver como se va dibujando el contorno de Fuerteventura según se asciende. Encima, por lo que hemos visto, no es una ruta muy larga y nos lleva al origen volcánico de Lanzarote ¡¡no se puede pedir más!!. En su momento nos enamoró Lanzarote, pero hemos visto que todavía nos quedan muchos rincones de esta isla por descubrir.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: