ALOE VERA

La noche del 1 de Septiembre de 1730, mientras los volcanes entraban en erupción, se celebraba una boda en uno de esos pueblos luego enterrados por los rios de lava. Una de las rocas encandescientes cayó sobre la novia, que quedó sepultada. El pobre novio, roto de dolor, encontró una forca en el terreno y empezó a mover las rocas en búsqueda de su amada. Encontró su cuerpo, ya sin vida. Lo levantó al cielo y empezó a gritar de dolor. La sangre derramada regó los campos de alrededor donde empezó a crecer una planta a la que se le dio el nombre de los dos jovenes: él era Aloe, y ella Vera.

Es una de las tantas leyendas sobre las erupciones del Timanfaya, y la he querido utilizar para introducir el tema de este post: el Aloe Vera, una planta medicinal, típica de las islas canarias. En realidad, existen casi 300 especies de Aloe Vera, siendo la de Canarias la Barbadensis.

Ya los aborigenes conocían las propiedades de esta planta, y la utilizaban para curarse y cuidarse. Los minerales de la tierra volcánica pasan a la planta, convirtiéndola en una solución natural a muchos problemas de salud. Con el jugo de esta planta podrás curar problemas de piel, pero también las pequeñas molestias estomacales. En las farmacias encuentras zumos y/o bebidas a base de Aloe Vera, además de cremas y productos para el cuidado personal. Se dice también que Cristóbal Colón, en sus viajes a Ámerica, solía llevar consigo plantas de Aloe Vera.

Lanzarote, Fuerteventura y el sur de Gran Canaria son las zonas del Archipielago Canario donde podrás encontrar las grandes plantaciones de Aloe Vera. Son lugares donde las lluvias brillan por su ausencia casi total, y donde el sol reina alto en el cielo la gran parte del año. El Aloe Vera es una planta que no necesita mucho riego, sino mucho sol y mucha luz.

Puedes usar el Aloe Vera para curar heridas de la piel: cicatrices, quemaduras, úlceras o llagas. Puedes usar su jugo para reducir la placa dental, al igual que un enjuague bucal. Si sufres de estreñimientos, toma el jugo de Aloe Vera y verás los efectos casi inmediatos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: