JAMEOS DEL AGUA

En 1968, tras su regreso de los EE.UU. , César Manrique dio forma y vida a uno de los centros turísticos más impresionantes de la isla de Lanzarote: Jameos del Agua.

Las erupciones volcánicas del volcán La Corona, crearon un gran túnel volcánico que desde el centro de su cráter llega hasta la costa y aquí sigue en el fondo del océano por 2 Km más. Es el túnel del Atlántida que originó también la Cueva de Los Verdes.

Al llegar a la costa, la lava abrió un gran “agujero” en la tierra que formó lo que en Lanzarote se conoce como Jameo, es decir un desplome del techo de un túnel volcánico debido a la fuerza del magma. En este caso, en el de Jameos del Agua en el norte de Lanzarote, se formaron 3 jameos de diferentes dimensiones que Manrique recuperó de su abandono (eran utilizados por los habitantes de la zona come una gran descarga de residuos) creando este precios lugar.

Tras adquirir la entrada al centro, bajando los primeros escalones, llegamos al primer jameo, decorado con bellos helechos y donde se respira un aire de tranquilidad y calma. Este primer jameo, en los años 70 del siglo pasado era usado como discoteca para los pocos afortunados de aquella época. Es cierto que Manrique trabajó mucho y duro en la promoción turística de la isla, que creó grandes obras que hoy son el reclamo turístico de Lanzarote. Sin embargo, desde siempre, su principal objetivo era el de dar a conocer la belleza y peculiaridad de los paisajes volcánicos de la isla a sus propios habitantes, sobre todo a los campesinos de la isla. Todas sus obras eran destinadas también al disfrute de los lugareños.

Lo que siempre aconsejo a los turistas cuando visitan este lugar es que, antes de empezar a descender las escaleras, miren hacia lo alto. Así podrán entender lo que es realmente un jameo, puesto que mirando hacia arriba se puede ver ese agujero formado por la explosión del magma dentro del tunel.

Salida al tercer Jameo

Seguimos bajando hasta el segundo jameo, donde estaremos al mismo nivel que el océano. De hecho aquí verás la famosa laguna de aguas turquesas, cuyo nivel cambia según la baja o alta marea. En esta laguna encontraremos los famosos cangrejos ciegos (los jameitos), autóctonos de la zona, y cuyo color blanco se debe a que viven en la oscuridad. Los jameitos son, junto a la tabaiba dulce, el símbolo vegetal de Lanzarote.

El tercer jameo

Cruzamos la laguna, subimos unas escaleras y llegamos al tercer jameo, quizás el más fotografiado y la imagen por excelencia de este lugar. Aquí encontramos la famosa piscina, rodeada de palmeras y el único de los 3 jameos que recibe la luz directa del sol.

Desde aquí pasamos a visitar el auditorio de los Jameos del Agua, un anfiteatro con una acústica especial y construido dentro de un túnel volcánico.

Una de las actuaciones en el Auditorio de Jameos del Agua

Es una visita que siempre deja todos boquiabierta, un centro que merece la pena visitar, y es uno de los imprescindibles en tus vacaciones en la isla de Lanzarote.

Publicado por MariaCG

Decía Saramago:Lanzarote no es mi tierra, pero es tierra mía. Hago mía esta frase.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: