TIMANFAYA

Es visita obligada para quienes visitan la isla de Lanzarote; fue declarado Parque Nacional en 1974 por la importancia de sus valores geológicos y la peculiaridad de su paisaje. En su interior encontramos 25 volcanes – uno de ellos aún activo.

Si, has leído bien: en el Parque Nacional del Timanfaya hay un volcán activo. En el Islote de Hilario, donde empiezan y terminan las rutas en guagua por el parque, donde se ubica el Restaurante el Diablo, podrás asistir a unas demostraciones geotérmicas; el personal del parque

  • te hará tocar la tierra y sentirás el calor del suelo entre tus manos;
  • echará unas ramas de aulaga en unos hoyos y verás cómo terminan en llamas;
  • te impresionará con los geiser de agua caliente.

¿Cómo puede ocurrir todo esto? En el islote de Hilario, a menos de 13 metros de profundidad ya hay 600ºC , una temperatura que permite además, en el pozo a la entrada del restaurante, cocinar sabrosos muslitos de pollo que luego degustarás en el restaurante mismo.

En la ruta en guagua tendrás toda la información técnica e histórica sobre la zona, empezando con la narración que el cura de Yaiza hizo a partir del 1 de Septiembre de 1730, cuando empezaron las erupciones históricas de Lanzarote que transformaron el paisaje de la isla. Un desastre natural que hoy es uno de los principales reclamos turísticos de la isla gracias al talento de César Manrique.

La ruta de los volcanes ha sido diseñada por Manrique y su amigo Jesús Soto, ya en los años 60; su idea ha sido – como siempre – la de respetar el entorno. Toda la zona del parque es visible desde lejos, desde Yaiza o Uga por ejemplo. Pero lo que nunca podrás ver es la carretera por donde circulan las guaguas ; desde lo lejos solamente podrás ver las silhuetas de las guagua moverse por los volcanes, pero nunca la carretera, gracias a la ingeniosidad de Manrique y Soto.

Los volcanes del Timanfaya vistos desde Femés.

La imagen del Parque, el Diablo, también ha sido diseñada por César Manrique. ¿Sabes el origen de esta imagen? En los dias de las primeras erupciones, en una de las aldeas destruidas por la lava, se celebraba una boda entre dos vecinos de la zona. Durante los bailes, la lava llegó al lugar de la celebración y la novia desapareció bajo ese río caliente. El novio corrió en búsqueda de su amada y, con una horca, empezó a remover los restos de rocas ya enfriadas hasta encontrar el cuerpo sin vida de su esposa. Roto por el dolor, levantó la horca al cielo . Sus vecinos, vieron esa imagen desde el lugar de la celebración y empatizando con el muchacho, gritaron al unisono “Pobre Diablo”.

3 comentarios sobre “TIMANFAYA

Agrega el tuyo

  1. Qué pasada tiene que ser visitar la isla de Lanzarote, sobre todo por el tema de los volcanes. Una maravilla Timanfaya. Por cierto, feliz día de la familia:)))
    Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: