LOS LOBOS

Hoy salimos de la isla de Lanzarote y nos vamos tod@s de excursión al islote de Los Lobos. Aquí podremos hacer senderismo o simplemente bañarnos en su playa o en sus piscinas naturales y disfrutar de las aguas cristalinas que rodean este pequeño paraíso.

¿Sabes por qué este islote se llama Los Lobos?

Hace siglos en este paraíso vivían unas focas monjes, conocidas como lobos marinos, que los pescadores de la zona cazaron porque los consideraban agresivos y responsables de comerse los peces que solían pescar para su supervivencia.

Reproducción de lobos marinos en el islote Los Lobos

Hasta este islote llegaron los antiguos romanos, un dato que conocemos gracias al descubrimientos de restos de ánforas típicas de esta antigua civilización. También fue un punto de paso para los normandos que, desde Lanzarote, hicieron incursiones a Fuerteventura, antes de empezar su conquistade esta isla en 1405.

El islote de Los Lobos es un paraíso, una tierra virgen, donde muchas aves encuentran su zona de nidificación. El paisaje es aún intacto, lejos de la contaminación y desarrollo urbanistico que ya han conocido las demás islas canarias. Para salvaguardar la fragilidad de este territorio, las autoridades competentes han introducido una medida regulatoria de las entradas diarias al islote. Para ello, deberás pedir permiso con antelación para tu visita.

A Los Lobos llegarás con una pequeña embarcación desde el muelle de Corralejo, en Fuerteventura. Una vez llegado al islote, te encontrarás con un desvio y diferentes rutas de senderismo, todas muy sencillas, y con paisaje fantástico. Yo decidí recorrer toda la isla, primero dirigiéndome al norte desde la zona oeste y volver al punto de partida por el este.

Hice una pausa en la punta norte, sentada a la sombra del faro y con vista a Lanzarote.

Una vez dejado el norte y dirigiéndote al sur, en la parte más a este de la isla, encontrarás una gran llanura, que es la zona de nidificación de aves protegidas. Es la zona más próxima al continente africano, y zona de paso de las aves en épocas de migraciones.

Y casi llegados al punto de partida, en la zona sureste del islote, están las piscinas naturales, la zona más animada junto a la playa de La Calera.

Aquí cerca también se encuentra el único restaurante de todo el islote, al que puedes ir solamente si reservas al llegar al islote, y siempre que sea antes de las 12 del mediodía. Si no consigues reservar, no te preocupes. Hay una ventanilla donde venden bebidas para llevar y helados; justo al lado hay una gran sala donde puedes sentarte para descansar y comer los sandwich o bocadillos que siempre puedes preparar y llevar de casa.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: