LA VILLA DE TEGUISE

En 1402 los primeros conquistadores normandos llegaron a Lanzarote empezando la conquista de la isla. Jean de Betencourt y Gadifer de La Salle se instalaron en la zona sur de la isla, en Punta Papagayo, en un área llamada Rubicón por el color rojizo de su tierra. Menos de una década después, los normandos se trasladaron hacia el centro-norte de la isla y aquí fundaron la Villa de Teguise conocida por los aborigenes con el nombre de Acatife y que fue capital de la isla hasta 1847, cuando la capitalía pasó a Arrecife.

Una de las primeras preocupaciones de los conquistadores era cristianizar a la población aborigen y por ello, las primeras edificaciones fueron de carácter religioso: iglesias, ermitas o conventos. En el caso de Teguise, la familia de los Herreras – los señores de Lanzarote – apoyaron la construcción de la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe. De esta primera edificación, hoy nos queda solamente la torre campanario, de estilo gótico, con paredes decoradas con mampostería y de color blanco. El resto del edifico fue destruido y saqueados por los piratas que invadieron la isla durante los siglos XVI y XVII. Tras el incendio de 1909 la Iglesia fue nuevamente reconstruida tal y como se conocen hoy.

Sancho Herrera, en su testamento, había dejado escrito su deseo de construir un convento en la localidad de Famara, y para ello había dejado una suma de dinero. Dado que Famara se encontraba en la costa y era objeto continuo de los ataques piratas, se decidió construir el convento en La Villa, más alejada de la costa y protegida de los piratas. Ese convento es el actual Convento de Santo Domingo, cuya construcción empezó en 1505.

El Castillo de Guanapay, en el alto de la montaña que lleva su nombre, fue una de las primeras fortalezas construidas en la isla (junto al Castillo de San Gabriel en Arrecife y la Torre del Águila en Playa Blanca) .

Todo el actual casco histórico de La Villa de Teguise, conserva su antiguo aspecto, con suelo en piedra y rodeado de palacios históricos, típicos de la arquitectura señorial de los siglos XVI y XVII. Si quieres disfrutar del ambiente tranquilo y respirar la historia de este lugar, te aconsejo venir a La Villa un dia de la semana, de lunes a sábado. Los domingos Teguise se transforma y sus calles se llenan de gente, turistas y residentes, que vienen aquí para visitar el mercadillo artesanal más grande e importante de la isla de Lanzarote.

Si haces clic aquí, podrás ver el ambiente de fiesta que se respira en La Villa los domingos. Y si quieres conocer en detalles la historia y el presente de Teguise, haz clic aqui para reservar tu ruta personalizada por el casco histórico de Teguise.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: